20% DTO. EN UTENSILIÓS DE COCINA  Quedan:  0d. 0h. 0m. 0s. ¡Aprovecha la OFERWEEK!

Ropa de cama

Ropa de Cama

Te pasas un tercio de tu vida en la cama. Sí, sí. No nos mires así. Echa cuentas. Calcula una media de ocho horas diarias por siete días a la semana y por todos los días del año. Y verás. Te vas a sorprender. No cuentes las siestas. Si quieres contar los momentos íntimos, bien, lo dejamos a tu elección.

Así que ¿no vas a elegir la mejor ropa para tu cama? Ropa de cama que te abrigue, que te dé confort y que decore. Por supuesto que también decore. Vas a hacer un recorrido por todo tipo de sábanas y de cubrecamas, desde la colcha hasta el edredón.

Vamos a darte consejos para decorar tu habitación e incluso, aunque parezca un atrevimiento, algunas para que puedas conciliar el sueño.

Sólo esperamos que acabes de leer este post antes de que te entre el sueño….

¡Vamos al lío!

Cómo elegir las mejores sábanas

Y ¿por dónde empezamos? Pues las casas nunca se empiezan por el tejado, así que empecemos por las sábanas. ¡Hummm! ¡Qué agradable sensación! Esa de acostarse y dejarse acariciar por unas sábanas suaves y limpias, ¿no estás de acuerdo?

Hay sábanas que te ayudan a conciliar el sueño y las hay que todo lo contrario, que te escupen literalmente de la cama. Así que estarás de acuerdo con nosotros que elegirlas adecuadamente es primordial.

¿Y qué debes tener en cuenta? Pues el número de hilos y el tejido

Por el número de hilos: Si te fijas en la etiqueta del fabricante verás que te pone el número de hilos. Se refiere a la cantidad de hilos por centímetro cuadrado. Lo más recomendable es que tenga 180 hilos para que sea suave. Si ves el término “percal” puedes estar tranquila. Significa que tiene calidad.

Pero claro, cuanto más azúcar, mucho más dulce y las que tienen entre 200 y 400 son más suaves y más resistentes, aunque también es bueno que sepas que la suavidad tiene mucho que ver con el tejido en que esté confeccionada la sábana. Luego los analizaremos.

Y, si puedes pagarlo, tienes sábanas hasta 800 y 1.000 hilos pero te podemos decir que hay sábanas con 180 hilos que te satisfarán plenamente, pero no compres por debajo de esa cantidad.

Si puedes fíjate en este punto en la trama y el urdimbre. Pongamos un ejemplo. Si compras una sábana de 180 significa que tiene 80 hilos horizontales (trama) y 100 verticales (urdimbre). Que trama y urdimbre estén bien unidas, es decir, que esté cerrada. Si puedes ver a simple vista los hilos tejidos puedes estar delante de una sábana áspera y poco resistente.

Y atención. La calidad de una sábana no se mide única y exclusivamente por el número de hilos. Existen otros factores a tener en cuenta.

Por el tejido: ¿Has visto la cantidad de sábanas que existen por el número de hilos? Pues eso no es nada. Ahora verás la variedad de tejidos que existen. Empezamos:

El Algodón. Es el Rey. Es una fibra vegetal natural. La materia prima por excelencia para la fabricación de las sábanas y otras prendas textiles. Existen infinidad de tipos de algodón:

  • Egipcio. El más apreciado por su suavidad
  • Seo Island. Se cultiva en las Indias Occidentales, en algunas partes de Georgia y las Carolinas
  • Pima y Supima. Cultivado en América
  • Orgánico. Cultivado sin pesticidas

Otros materiales naturales

  • Bambú. Planta asiática, es un tejido ecológico.
  • Modal. De madera de haya. A veces se mezcla con algodón.
  • Seda. Muy recomendables para las sábanas de invierno.
  • Lino. Esta es recomendable para las sábanas de verano. Requiere de un cuidado especial pero es también muy resistente.

Materiales sintéticos

  • Poliéster
  • Acrílico
  • Rayón

Elegir el cubrecama perfecto

Vamos a ver los distintos cubrecamas que puedes adquirir en el mercado. Todos cumplen un doble objetivo, es decir, proteger del frío y decorar la habitación.

http://www.casaytextil.com/dormitorio_c74438/ropa-de-cama_c25200/edredones_c29918/edredon-cane_p745381.htm

Edredones

El edredón es una pieza de tela acolchada de diferentes grosores y suele estar relleno de guata. Se puede utilizar tanto en invierno como en verano. Existen diferentes tipos de edredones. Los más comunes actualmente son:

  1. Ajustables. Muy buscados porque se ajustan como un guante a la cama. Sobre todo están indicados para las camas de los más peques porque evita que se destapen.
  2. Cuna. También se están poniendo muy de moda por la misma razón que los ajustables. Evita que el bebé se destape por la noche.
  3. Colcha edredón. Es una mezcla de colcha y edredón. La diferencia radica en su caída hacia el suelo, diferente al edredón.
  4. Edredón confort. Son edredones acolchados.
  5. Edredón nórdico. Edredones con relleno.

Mantas

Puede que algunos consideren que la manta ha caído en desuso. Nada más lejos de la realidad. La manta continúa siendo muy apreciada porque es un magnífico aislante térmico y existen infinidad de diseños para decorar tu habitación. Bien es cierto que no son los cubrecamas ideales para el verano, a menos que vivas en una zona muy fría.

http://www.casaytextil.com/dormitorio_c74438/ropa-de-cama_c25200/mantas_c70198/manta-mara-rochas-paris_p941496.htm

Colchas de cama

Las colchas de cama están pensadas para todas las épocas del año. Similares a los edredones pero sin relleno y presentan un cierto acolchado. Dentro de las colchas de cama puedes encontrar:

1. Boutí

Ligeramente acolchada e indicada para la primavera, cuando las temperaturas del día son elevadas pero todavía refresca por la noche.

2. Jacquard

Se refiere al tipo de tejido. Concretamente el Jacquard es una técnica para crear motivos de adorno a través del entretejido de hilos. Los hilos tienen diferentes direcciones y colores.

3. Piqué

Muy similar a la boutí. La diferencia radica en que el diseño y los dibujos están creados en el mismo tejido

4. De verano

Como su nombre indica, aptas para el verano. Con muy poco relleno.

5. Multiusos

Para cualquier uso. Bien para cubrir tu cama, utilizarla como funda de sofá o simplemente ponértela por encima cuando estés sentado en un sillón leyendo un libro o viendo la tele.

6. Foulard

Confeccionadas con tejidos muy ligeros y una caída muy suave. Se pueden utilizar evidentemente para cubrir la cama, pero también como funda de sofá.

http://www.casaytextil.com/dormitorio_c74438/ropa-de-cama_c25200/colchas_c53385/

Fundas Nórdicas

Sí, es cierto. Tienes razón. Las fundas nórdicas están de moda. Puede que sea el artículo más vendido en estos últimos años. Lo cierto es que tiene muchas ventajas y, como todos los cubrecamas que hemos visto, también decoran la cama. Como su nombre indica es una funda con relleno. Sus principales ventajas son:

  • No se necesita la sábana bajera, aunque muchas personas continúan utilizándola.
  • Es muy fácil hacer la cama.
  • Escaso mantenimiento. Sólo hay que airear la habitación.
  • Fácil almacenamiento.
  • Facilidad de quitar y poner el relleno.
  • Utilizable durante todo el año.
  • Se pueden tener varias fundas para redecorar la habitación.

http://www.casaytextil.com/dormitorio_c74438/ropa-de-cama_c25200/fundas-nordicas_c20571/funda-nordica-emma_p938490.htm

Los rellenos nórdicos

Hagamos un alto para hablar de los rellenos nórdicos, que son prácticamente  la base de las fundas nórdicas.

Cuando vayas a elegir una funda nórdica tienes que tener en cuenta, para no llevarte después ninguna sorpresa, dos cuestiones:

  • El gramaje
  • El tipo de relleno

Cuando hablamos de gramaje hablamos del peso del relleno. Existen gramajes de entre 100 y 400 gramos por metro cuadrado. Cuanto mayor gramaje mayor poder calorífico.

Un consejo: No compres un gramaje de 100 gramos si vives en una zona muy fría como por ejemplo de alta montaña porque podrías pasar frío. Y todo lo contrario. Imagina que vives en una zona de costa con temperaturas suaves durante todo el año. Si optas por uno de 400 gramos podrías pasar calor y no descansar adecuadamente.

Ahora vamos a por los tipos de relleno. Son estos:

1. De plumón

El plumón se extrae del pecho de los patos y las ocas. Está considerado como el mayor aislante térmico. Un relleno de plumón carece de la pequeña caña que une las plumas. Por tanto su tacto está considerado más suave y además evita que se pueda dañar la funda nórdica.

2. De pluma

Se extraen del resto del cuerpo de los patos y las ocas. A diferencia del plumón, las plumas sí que están unidas por esa pequeña caña.

3. Fibras sintéticas

Suelen estar confeccionados con poliéster. Es el indicado para personas alérgicas a las plumas de ave.

4. De lana

Déjate asesorar por los fabricantes. Lo cierto es que todos los rellenos tienen un alto poder de retención del calor.

Otros complementos para tu de cama

Te hemos dado ya prácticamente todos los elementos para decorar tu cama. Puedes optar por una manta, una funda nórdica con sus correspondientes rellenos, las colchas, las sábanas. Pero estamos seguros que quieres ver tu cama realmente “guapa” y para ello puedes elegir entre otros complementos como por ejemplo:

  • Los cojines: Imprescindibles para decorar tu cama. No vamos a entrar en los miles de modelos que existen de cojines. Por supuesto elige aquellos que más a tono vayan con el cubrecama elegido y con el tono de pintura de la pared
  • Cabeceros: Un buen cabecero siempre va a realzar tu cama. Además de ser un elemento muy decorativo tiene la función de proteger tu ropa de cama del roce de la pared.
  • Arcones: Muy decorativos también además de ser muy útiles. Aquí puedes guardar tu ropa de cama. Especialmente elegantes son los de madera.
  • Mesitas de noche: A juego con el cabecero y con el arcón. Para colocar la pequeña lámpara de lectura y depositar tus objetos personales.
  • Cortinas: Una cortina a juego siempre realzará la decoración de la cama y de toda la habitación.
  • Lavar antes de estrenar. Para eliminar cualquier tipo de residuo que pueda provenir de su fabricación.
  • Lavar siempre en agua caliente. Para que desaparezcan bacterias y, sobre todo los ácaros. Si tienes una alfombra, no olvides pasar la aspiradora con frecuencia para eliminar también los ácaros.
  • Poner suavizante. En cada lavado, para conservar siempre la suavidad y la frescura del primer día. Un buen truco casero es colocar en lugar de suavizante una tacita de vinagre blanco. Es un truco de lo más ecológico.
  • Leer las etiquetas. Nunca olvides leer las indicaciones de los fabricantes. Según el tipo de tejido en el que esté confeccionada la ropa de cama necesitarás una temperatura u otra.
  • Airear. Tampoco tienes que olvidar ventilar la habitación todos los días. Es el mejor método para conservar la ropa de cama, bien si hablamos de sábanas, fundas nórdicas, edredones o cualquier tipo de cubrecama. Ya de paso, airea el colchón.

Consejos para lavar la ropa de cama

  • Lavar antes de estrenar. Para eliminar cualquier tipo de residuo que pueda provenir de su fabricación.
  • Lavar siempre en agua caliente. Para que desaparezcan bacterias y, sobre todo los ácaros. Si tienes una alfombra, no olvides pasar la aspiradora con frecuencia para eliminar también los ácaros.
  • Poner suavizante. En cada lavado, para conservar siempre la suavidad y la frescura del primer día. Un buen truco casero es colocar en lugar de suavizante una tacita de vinagre blanco. Es un truco de lo más ecológico.
  • Leer las etiquetas. Nunca olvides leer las indicaciones de los fabricantes. Según el tipo de tejido en el que esté confeccionada la ropa de cama necesitarás una temperatura u otra.
  • Airear. Tampoco tienes que olvidar ventilar la habitación todos los días. Es el mejor método para conservar la ropa de cama, bien si hablamos de sábanas, fundas nórdicas, edredones o cualquier tipo de cubrecama. Ya de paso, airea el colchón.

Cómo guardar la ropa de cama

Quieres que te dure la ropa de cama ¿verdad? Apostamos a que sí. Así que también es importante saber guardarla. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Lavar antes de guardar
  • No usar cajas de cartón
  • Colocar lavanda entre prenda y prenda, evita las polillas y deja buen aroma
  • Ordena los juegos de sábanas por paquetes para que te resulte más fácil su colocación
  • Poner bolsas perfumadas en los armarios donde guardes la ropa de cama

Cómo elegir la almohada

Importantísimo. Puedes haber comprado la mejor ropa de cama del mercado pero de nada te servirá si no das con tu almohada perfecta. Una almohada evita contracturas, permite mantener la espalda recta y por tanto garantiza un buen descanso. ¿Qué almohada elegir?

Depende, primero, de cómo duermas, porque, claro, cada persona duerme de una manera diferente:

  • De lado: almohada firme y gruesa
  • Boca arriba: almohada de firmeza y grosor intermedio
  • Boca abajo: una almohada fina o sin almohada

Según su relleno las almohadas son:

  • Espuma. Se adapta al cuello. Pero no todo el mundo puede dormir con ellas
  • Fibras sintéticas. La más económica del mercado.
  • De pluma o plumón. El relleno se confecciona con las plumas de las aves y los patos. Son fibras naturales que en algunas personas pueden provocar alergias. Su ventaja es que son muy duraderas.
  • Látex. Una de las más usadas porque transpira muy bien e idónea para las personas alérgicas porque en el látex se acumula menos polvo.
  • Viscoelásticas. Su base es la espuma de poliuretano. Se adaptan muy bien a la forma del cuerpo pero algunas personas no pueden descansar adecuadamente. Antes de comprar, mejor probar.
  • Gel. Están hechas con una mezcla de espuma de poliuretano y polioles sintéticos y naturales como el Aloe Vera.

Una vez elegida la almohada ten en cuenta que también tienes que elegir una funda. Si es posible que tenga mucha transpiración.

Cómo elegir el colchón

Pues repetimos nuestra afirmación. Sin un colchón adecuado, adiós descanso y hola al mal humor por la mañana. ¿Qué es lo que debes tener en cuenta a la hora de elegirlo?

  • ¿Sólo o acompañado? Es la primera pregunta que te tienes que hacer. Si duermes solo, no hay problema pero si duermes en pareja y la diferencia de peso entre ambos es muy grande pueden venir los problemas. El látex puede ser la mejor opción para compensar esta diferencia.
  • La altura. El colchón debe ser diez centímetros más largo que la altura.
  • Según el peso. Has de elegir mayor o menor flexibilidad según lo que pesas.
  • Comprobar la rigidez de la columna. La columna estirada si duermes boca arriba es la mejor opción. Antes de elegir el colchón comprueba que tu columna esté completamente recta.
  • Los movimientos. Si te mueves mucho, mejor un colchón rígido que permita esos movimientos.
  • La postura. Según en qué postura duermas. Si lo haces boca arriba, duro. De lado, algo más flexible.

Consejos para dormir bien

¿Tienes buena ropa de cama, la mejor almohada, el mejor colchón y nada, no hay manera de dormir? Pues es una pena. Mira a ver si con estos consejos puedes conciliar el sueño:

  • Olvídate de los ordenadores y de cualquier otro dispositivo. Está comprobado utilizarlos antes de dormir provoca estrés.
  • Que la habitación tenga la luz y la temperatura adecuada.
  • Ponte un pijama cómodo.
  • Acuéstate siempre a la misma hora. Marcar rutinas es importante también para conciliar el sueño. Nuestro cuerpo es como un reloj.
  • Ejercicios de relajación, sobre todo si eres de los que se lleva los problemas cotidianos a la cama. Respira con tranquilidad sentado encima de tu cama. Una buena fórmula de relajarse es hacer yoga.
  • Plantas naturales. Como la manzanilla, para aquellos días muy ajetreados
  • Leer. Es una de las fórmulas más eficaces pero también tienes que tener cuidado con la lectura que elijas. De nada serviría escoger un texto que aumentara tu estrés en lugar de reducirlo.
  • Come sano, sobre todo por la noche tienes que consumir frutas y verduras
  • Beber leche tibia antes de irse a dormir
  • Evitar la cafeína, sobre todo por la tarde y por supuesto no tomes café poco antes de irte a dormir.

Si todos estos consejos no te sirven para conciliar el sueño, entonces es el momento de acudir a un especialista que te podrá dar una solución definitiva. No juegues con el descanso.

Resumen

Hemos hecho un repaso exhaustivo para que puedas elegir la mejor ropa de cama del mercado, de la mejor calidad y a los mejores precios. Te hemos contado todos los tipos de sábanas que puedes encontrar, bien atendiendo al número de hijos o al tejido en que están confeccionados.

También habrás podido comprobar la gran cantidad de cubrecamas que existen. Cada uno de ellos con sus virtudes para abrigarte por las noches, pero todos con diseños espectaculares. Te hemos explicado cómo distinguir una colcha de un edredón y te hemos dicho qué es una funda nórdica, porque está tan de moda y cómo elegir un relleno nórdico.

También has podido leer algunos consejos sobre cómo conservar la ropa de cama para que te dure años y años y otros sobre cómo decorar tu cama y por supuesto toda la habitación.

¡Que tengas felices sueños!

Ver más Ver menos



Últimas opiniones de clientes en C&T

7 años contigo cada día ayudándote a decorar tu hogar nos han hecho pasar muy buenos momentos gracias a comentarios de clientes satisfechos que compartimos contigo. ¡Esperamos contar con el tuyo en breve! [Ver más]

Calidad precio muy buena. La medida de la cama perfecta porque la funda nórdica me cae por los lados lo que toca. Un poco descontenta con la empresa de transporte, pq no me dejaron el papel pero se solucionó en seguida.

Sonia Esteve - Albacete

Me encanta porque pedí una colcha a medida y me llegó perfecta. Muy fácil hablar con ellos. Profesionales..

Almudena Payá - Burriana

Precio mínimo garantizado en CasayTextil.com.

Escríbenos o llama al 966 52 11 20. Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00

Envíos ¡gratuítos! En compras superiores a 60€

Devolución 30 días. Tienes 30 días para devoluciones

the creative decoration online shop · casaytextil.com