Platos

¿Cuántos platos crees que necesitas en tu casa? ¿Te atreves a darnos una cifra? ¿A qué nunca son suficientes? Si quieres poner una mesa como Dios manda vas a necesitar tener una buena colección. Platos para la sopa, que son los hondos, platos llanos para las carnes y pescados, platos para colocar el pan, platos de postre... Siempre es bueno tener una vajilla lo más nutrida posible.

Porque claro. En los días de a diario pues una vajilla con platos más “de batalla” si nos permites la expresión, es lo más adecuado. Cuando comes o cenas con tu pareja y tus hijos no hace falta que sigas un protocolo. Aquí lo que buscarás es que sean platos resistentes, que no se dañen si los metes una y otra vez en el lavavajillas y que no sean excesivamente delicados. De esos que si reciben un pequeño golpe no se cuarteen a las primeras de cambio.

Pero, ¿qué pasa si recibes una visita, digamos, de compromiso? Pues que querrás tener una vajilla con platos más elegantes, incluso de aquellos que tienen algún motivo decorativo. Si van a tu casa algunos amigos íntimos, que quizá no hayas visto durante algún tiempo, ¿no querrás tener este tipo de platos para agasajarles? Por supuesto que sí. Y no digamos si tienes en casa a toda tu familia, la política también, en estos días de Navidades o para celebrar tu aniversario de boda, o un cumpleaños. ¡Sacarás las mejores galas!

Platos de todos los tipos y tamaños. Y también de plástico, ¿por qué no? Imagínate que tienes una terraza amplia o incluso un jardín. ¿Hay mejor manera de quedar bien con unos amigos que ofreciéndoles una buena barbacoa, de esas en las que cocinas al carbón o a la leña suculentas carnes y embutidos? Mira, nada más de pensarlo a nosotros también se nos está haciendo la boca agua.

Pero, claro, en estas ocasiones, en las ocasiones de comer o cenar en el exterior, lo mejor es una vajilla con platos de plástico. Y no tan sólo porque son prácticamente indestructibles, sino que van mucho mejor con el ambiente que has creado. Algo más informal, ¿no crees?

Y los platos de plástico también te pueden venir bien para servirles la comida o la cena a tus hijos de corta edad. Así sufrirás menos al verlos comer porque mira que los chavales de corta edad son inquietos, que nunca sabes hacia donde van a mover las manos y los brazos y, en una de estas, se llevan un plato por delante.

Lo dicho: platos para cada ocasión, del material que sean. Asómate a esta sección y verás qué variedad. Y a unos precios buenos, buenos, como las comidas que preparas.

Ver másVer menos

Últimas opiniones de clientes en C&T

Ver todas las opiniones +

Todo correcto, enhorabuena por la página web, me gusta mucho

- 04/12/2016 00:00 - 5

Todo lo que necesitaba en la misma tienda. Repetiré seguro.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Nada malo que decir. Un 10.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Recién separado (lo digo para que los de Casa y Textil sepan quien soy), me ayudaron un montón con todas las dudas que tenía. Eran muchas cosas que comprar y me orientaron superbien en todo momento. Rcomendable 100%. Esta gente sabe de que habla. Gracias!! .

- 04/12/2016 00:00 - 5