Batidor

¡Otra delicatessen culinaria! Muy sencilla, pero ¡qué sabrosa! ¿Qué de qué estamos hablando? Pues de unos simples huevos revueltos. ¡Vaya! Dirás tú. Pero eso no tiene ningún secreto. Pues permitidnos que os digamos que estás equivocada. Todo en este mundo, y más si nos metemos entre fogones tiene sus secretillos. Y aquí os vamos a contar el nuestro. Y luego nos cuentas tú el tuyo, que seguro que lo tienes. Bueno, vamos allá, a ver si preparamos unos huevos revueltos para chuparse los dedos.

¡Pues claro! Lo primero que nos hace falta es unos buenos huevos, huevos de calidad. Los ponemos, después de romperlos, claro, en un bol. Agregamos un poco de leche, ¿por qué? Porque así estarán más suaves (es posible que tú prefieras no poner leche, ni ninguna otra cosa. No te preocupes que también te saldrán buenos). Una vez en este punto coges tu batidor y los bates con fuerza y firmeza. ¡Ah! Que se nos olvidaba. Si optas por poner la leche, pues una cucharadita de café por cada huevo es lo más aconsejable.

Y vamos a por más secretillos. ¿Qué tal cocinar los huevos con algo de mantequilla en lugar de aceite? Pues vamos allá. Pon la sartén a fuego lento. Todo se ha de realizar con calma para que los huevos salgan suaves y esponjosos. Cuando ya esté la mantequilla calentita, y una vez bien batidos con tu batidor, añádelos. Un poquito de sal. Y vamos a esperar.

A por más variantes. ¿Te parece que añadamos algo de orégano, un poco de queso rallado y algo de cebolla picada? ¿A que no te esperabas esta combinación? Puedes añadir cualquier especia o verdura que quieras e incluso algo de bacon o jamón serrano. O puedes probar con lo que te hemos dicho y a los próximos huevos revueltos hacer tu prueba.

¿Y qué es lo que queda? Pues coger una cuchara de madera y a revolver. No tardarán nada en estar listos para ser servidos.

¿Ya los has probado? ¿A qué muchas veces los platos más sencillos son los más sabrosos? Unos huevos revueltos de la guisa que te hemos explicado o unos simples huevos fritos hacen las delicias de los paladares más exigentes.

Y como ves, todo ha empezado por romper unos huevos y batirlos perfectamente con un batidor adecuado. Por cierto, que con ese mismo batidor puedes batir otros huevos para hacer una magnífica tarta que te sirva para un magnífico postre para dar por finalizada una magnífica comida o cena. (Hemos repetido tres veces la palabra magnífica pero creemos que la ocasión se lo merece). ¡Buen provecho!

 

Ver másVer menos

Últimas opiniones de clientes en C&T

Ver todas las opiniones +

Todo correcto, enhorabuena por la página web, me gusta mucho

- 04/12/2016 00:00 - 5

Todo lo que necesitaba en la misma tienda. Repetiré seguro.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Nada malo que decir. Un 10.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Recién separado (lo digo para que los de Casa y Textil sepan quien soy), me ayudaron un montón con todas las dudas que tenía. Eran muchas cosas que comprar y me orientaron superbien en todo momento. Rcomendable 100%. Esta gente sabe de que habla. Gracias!! .

- 04/12/2016 00:00 - 5