Rallador

Cueces unos spaguetis. Normalmente con diez minutos están ya al dente. Bates unos huevos, normalmente uno por comensal, le añades a estos huevos un poco de pimienta, un poco de queso rallado.

En otra sartén ya has frito unos trocitos pequeños de bacon. En cuanto estén doraditos lo añades a la mezcla de los huevos. Esperas a que la pasta está hecha. La secas, bien seca. Bajas el fuego. Vuelves a poner los spaguetis en la olla en qué los has hervido.

Añades los huevos batidos con la pimienta, el queso rallado y el bacon y mueves hasta que los grumos de huevo desaparezcan. Cuando ya hayan desaparecido, coges tu rallador y rallas un calabacín verde. Y lo añades a la pasta. Vuelves a mezclar. Acabas de hacer unos magníficos spaguetis a la carbona con calabacín. Y ahora viene lo mejor.

Pues lo mejor es que tu hijo pequeño, sí, ese que no come verdura ni matándolo te ha pedido para comer su plato preferido, que es precisamente unos spaguetis a la carbonara. Harta de que no coma nada de verdura (con lo importante que es para su crecimiento) has decidido utilizar tu rallador, rallar el calabacín y añadirlo.

Y después de lo mejor, viene lo retemejor que no es otra cosa que tu hijo se los ha comido sin rechistar y te ha dicho: “mamá qué buenos están estos spaguetis ¿quedan más? Quiero repetir” Y tú le has lanzado una sonrisa pícara que el chaval no ha sabido interpretar y has pensado: “Esta vez me he salido con la mía”.

No es que existan recetas de cocina para rallador, pero con un poco de picardía e imaginación se pueden realizar muchísimos platos y acompañarlos con verduras ralladas para que aquellos que dicen día sí día también: “es que la verdura no me gusta”, acaben comiéndosela sin rechistar. Bueno, sin rechistar no. Sin darse cuenta.

El rallador también es fantástico para rallar queso, ahora que estamos hablando de pastas. Rallar tu propio queso y no el que venden en los supermercados significa que puedes acercarle a la pasta un poco más de tus preferencias en las cocina.

Y ralladores hay muchos, para hacer las tiras de los alimentos algo más pequeñas o algo más grandes. Con el rallador también podrás adornar tus platos con tiras de verdura (en este caso al chaval que no le gusten las verduras las verás y no se las comerá) pero tú podrás emplatar como una auténtica profesional de la cocina.

Ver másVer menos

Últimas opiniones de clientes en C&T

Ver todas las opiniones +

Todo correcto, enhorabuena por la página web, me gusta mucho

- 04/12/2016 00:00 - 5

Todo lo que necesitaba en la misma tienda. Repetiré seguro.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Nada malo que decir. Un 10.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Recién separado (lo digo para que los de Casa y Textil sepan quien soy), me ayudaron un montón con todas las dudas que tenía. Eran muchas cosas que comprar y me orientaron superbien en todo momento. Rcomendable 100%. Esta gente sabe de que habla. Gracias!! .

- 04/12/2016 00:00 - 5