Herramientas

Pues mira. Un jardín es como un ser vivo. Requiere tiempo, dedicación y… mucho, pero que mucho cariño. Y no estamos para contratar a un experto que te cuide tu jardín y tu piscina, ¿verdad? Y son muchas las tareas que tienes que hacer si quieres un jardín en perfectas condiciones porque si tienes un árbol o una planta los tienes que podar para que siempre crezcan vigorosos, los tienes que regar para alimentarlos, los tienes que fumigar para que no caigan enfermos, y los tienes que vestir para que estén siempre guapos. ¿Lo ves? Lo que decíamos. Un jardín es como tener un ser vivo a tu cuidado.

Es muy conveniente que riegues tus plantas bien por la mañana o bien por la noche para evitar el calor y el viento. Eso por lo que hace referencia a plantas adultas pero las que acabas de sembrar tendrás que regalarlas con más frecuencia. Pero, ¡ojo! el exceso de agua también las puede perjudicar. Hay plantas y arbustos que una vez consolidados sólo necesitarán del agua de lluvia para alimentarse y crecer, pero no te librarás de la poda y la fumigación.

Y, claro, ¿qué sería un jardín sin piscina? Pues como un jardín sin flores. Y si tienes piscinas también necesitarás mantener el agua en perfectas condiciones para el baño. Si tienes una piscina relativamente grande, en la que cabe una buena cantidad de agua lo mejor que puedes hacer es mantenerla durante el invierno. Para ello necesitarás un tratamiento de choque y cubrirla con una lona porque el sol es el responsable de que se torne verde.

Una vez llegue el verano, con otro tratamiento de choque podrás recuperar el agua y estará completamente limpia. Pero tienes que cuidarla con mimo. Tienes que recoger las hojas y los insectos que se depositen en la superficie de la piscina para evitar que se depositen en el fondo. De esta manera evitarás la descomposición del agua y también evitarás que tu sistema de filtración trabaje más de la cuenta.

También vas a necesitar un limpiafondos, bien manual o automático. Es muy necesario que tengas siempre limpio el fondo de tu piscina por los mismos motivos que hemos apuntado anteriormente. Además, tienes que saber a ciencia cierta la cantidad de cloro que necesita tu piscina. Si pones poco se ensuciará y si pones mucho puedes provocar ciertas irritaciones en los ojos y en la piel de las personas que se bañen en tu piscina. Y el cloro que debes poner lo tienes que calcular según el volumen de agua que quepa en tu piscina.

Si el jardín es como un ser vivo la piscina también requiere de bastantes cuidados y tanto para tu jardín como tu piscina vas a necesitar de herramientas adecuadas a menos que puedas contratar a un profesional, aunque nosotros te aconsejamos que de tu jardín hagas un hobby.

Ver másVer menos

Últimas opiniones de clientes en C&T

Ver todas las opiniones +

Todo correcto, enhorabuena por la página web, me gusta mucho

- 04/12/2016 00:00 - 5

Todo lo que necesitaba en la misma tienda. Repetiré seguro.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Nada malo que decir. Un 10.

- 04/12/2016 00:00 - 5

Recién separado (lo digo para que los de Casa y Textil sepan quien soy), me ayudaron un montón con todas las dudas que tenía. Eran muchas cosas que comprar y me orientaron superbien en todo momento. Rcomendable 100%. Esta gente sabe de que habla. Gracias!! .

- 04/12/2016 00:00 - 5